Suspendida la Junta General

Lamentamos comunicar que, debido a las nuevas medidas adoptadas por el gobierno de la Generalitat Valenciana en torno a las restricciones contra la pandemia del COVID-19, se suspende la Junta General de la Archicofradía de la Corte de María que estaba anunciada para el próximo 24 de julio.

Esas nuevas medidas impiden las reuniones de más de diez personas lo que hace inviable la celebración de nuestra asamblea anual.

La salud sigue siendo lo prioritario en todos los sentidos de la vida. Por ello, nuestros mayores deseos de salud para todos y todas. En cuanto las condiciones sanitarias lo permitan, trabajaremos en una nueva fecha para celebrar la Junta que está pendiente desde mayo de 2020.

Comunicado oficial: Aplazadas las Fiestas 2021 en honor a la Purísima.

Por segundo año consecutivo, nos enfrentamos a la difícil decisión de tener que APLAZAR las Fiestas en honor a la Purísima de este año, al mes de agosto de 2022.  Es una medida adoptada por la Junta de la Archicofradía de la Corte de María en reunión extraordinaria y en la que han participado también los Clavarios de la Mayoralía 2019-2020, Patricia Castellano Calvo y Germán Izquierdo Veses. La decisión ha sido tomada por unanimidad de todos los presentes.

Los motivos son obvios y no necesitan justificación alguna. Gracias a Dios y rogamos porque así sea, la situación provocada por la pandemia del COVID-19 parece avanzar con síntomas de mejoría. Pero esa mejoría nos invita a ser todavía más prudentes y abogar por la sensatez. Nuestro deseo sólo camina en un sentido y es el de que todos juntos podamos recobrar la normalidad de nuestras vidas. Cuando eso ocurra, volveremos a celebrar como merece, mientras tanto, sólo cabe la cordura y el respeto a la situación y a quienes  lo han pasado peor en todo este tiempo. Para todos ellos y ellas, nuestra oración, nuestro cariño y todo nuestro afecto.

Queremos poner en valor, especialmente, el papel de la Clavaría y Mayoralía 2019-2020. Siendo un tiempo tan complicado, desde el primer momento han mostrado todo su apoyo hacia cualquier decisión. Les ha tocado convivir su momento, con el de esta situación tan delicada para todos, y lo están haciendo demostrando una gran solidaridad.

Desde la Junta de la Archicofradía de la Corte de María, no renunciamos a la posibilidad de poner organizar algunos actos en la semana de fiestas, pero esto lo marcará, única y exclusivamente, la evolución positiva de la pandemia y priorizando siempre, todas las precauciones y restricciones que nos marque el momento y quienes tienen la autoridad para limitarlas.

Aprovechamos la ocasión para mandaros nuestros mejores deseos de salud y ánimo a todos y todas.

Flores a María, la Virgen Purísima.

Mayo es el mes de MARÍA. MarÍa Inmaculada, la Virgen PURÍSIMA. Nuestra Madre. Por eso, desde la Archicofradía de la Corte de María, hemos querido recordarlo y celebrarlo con flores engalanando su capilla. Flores a María. Un símbolo de devoción, de amor y de agradecimiento.

Especialmente en estos tiempos tan complicados que vivimos, nos amparamos en su auxilio para que siga rezando por nuestra salud. En María, la Madre Purísima, encomendamos todas nuestras plegarias para que pronto retornemos a la normalidad de nuestras vidas.

Con el recuerdo siempre de quienes nos dejaron. Con el afecto al dolor de sus familias.

Acerquémonos a Ella en la oración, sabiendo que nunca nos abandona.

Mucha fuerza y mucha salud para todos y todas.

UN DÍA DE LA PURÍSIMA PARA LA HISTORIA

No fue un día cualquiera. La festividad de la Inmaculada Concepción de 2020, pasará a la historia de nuestra Archicofradía por su singularidad, sus restricciones, sus sentimientos enfrentados. Alegría, por poder celebrar. Pena por hacerlo con limitaciones. Es cierto que la pandemia nos limita, pero no nos limita la devoción, el amor, el agradecimiento.

A todos nos asistió un sentimiento de tristeza al ver como un día tan esperado y tan celebrado año tras año, nos dejaba una sensación de vacío. Sin abrazos, sin besos, sin estrechar las manos. La mascarilla como protagonista. Parecía igual, pero no era lo mismo.

Sin embargo, frente a este sentimiento, hay algo indestructible: el amor por la PURÍSIMA. En situaciones como la actual, con las dificultades que vivimos, es cuando mayor se hace presente la figura de la Virgen. Su compañía nos ampara. Su cercanía nos consuela. Por eso, aunque parezca contradictorio, es momento también de celebrar. Celebrar que estamos unidos en torno a la vida.

Sin olvidar y con el afectuoso recuerdo, a quienes han sufrido de cerca la enfermedad. Mostrando hacia ellos todo nuestra cercanía y afecto.

Con el respeto máximo de todos los asistentes a las medidas impuestas por el protocolo COVID, fue una semana muy especial. De recogimiento frente al altar. Si cabe con mayor silencio que en otras ocasiones. La novena con la participación de todos los grupos parroquiales durante toda la semana y las tres misas mayores que excepcionalmente celebramos este año. En todas ellas, con una presencia más que notable en el altar mayor de la Parroquia.

Nuestro más sentido agradecimiento a nuestro párroco, Don Rafael Fernández. Por su entrega y disposición siempre ante cualquier adversidad. A nuestro buen amigo, D. Agustín Alcayde, Vicario Episcopal que cada año nos honra con su presencia. A los reverendos D. Miguel Comes, D. Joaquín Sarrión y D. Ricardo Estrems, arcipreste de San Vicente Ferrer y párroco de Nuestra Señora de la Asunción de Ribarroja, por su celebración con nosotros.

Y el agradecimiento a todos los que acudieron y con su respeto a las normas establecidas por la COVID-19, han hecho que todo fuera más sencillo para la organización.

Sigamos pues, celebrando. Celebrando la vida. Siendo prudentes y respetuosos con los demás. Y no olvidemos, cada día, la presencia de nuestra Madre Purísima. Ojalá pronto podamos celebrar juntos. Mientras tanto, los mayores y mejores deseos de salud, ánimo y fortaleza para todos y todas.